Has Cuba’s Catastrophic Decline in Real Wage Levels Been Reversed?

El nivel del salario “real” o del “salario ajustado por inflación” colapsó catastróficamente durante la debacle económica de 1989-1993.  ¿Se ha revertido esta situación durante la supuesta recuperación económica de 1994 a 2010?

La tabla de abajo indica que los niveles del salario real pudieran haber aumentado de manera constante después de 1994, pero todavía constituyen una fracción ínfima de los niveles obtenidos antes de la crisis. Esta tabla está basada en los cálculos realizados por Pavel Vidal Alejandro, un analista de la importante institución cubana de investigaciones económicas Centro de Estudios sobre la Economía Cubana (CEEC), que reproducimos debajo.

De acuerdo con estos datos, el salario real en Cuba colapsó en 1993 de la alta cifra de 190 pesos (moneda nacional) a 20 pesos, para recuperarse sólo lentamente en 2008. Para aquellos que observaron aquel colapso a inicios de los 90, estas cifras son sin dudas creíbles. La explicación de cómo pudieron sostenerse los cubanos que dependían de ingresos en pesos cubanos a lo largo de este declive catastrófico, puede hallarse en  miles de historias sobre resistencia y creatividad –o en las prácticas acuñadas por el “Período Especial” bajo términos como “resolver”, “luchar”, “conseguir” e “inventar”.

Tabla 1: Cuba: Salario real ajustado por inflación, 1989-2009

(Pesos, moneda nacional)

Fuente:  Pavel Vidal Alejandro, “Politica Monetaria y Doble Moneda”,

en  Omar Everleny Pérez et. al., Miradas a la Economía Cubana,

La Habana: Editorial Caminos, 2009, p.35

La contracción económica de 1989-1993 –que alcanzó un 40% del PIB—fue el resultado del fin de los subsidios otorgados por la antigua Unión Soviética enmascarados bajo la forma de créditos que nunca serían reembolsados, y de precios a las exportaciones cubanas por encima de los del mercado mundial, y a las importaciones cubanas desde ese país por debajo de los del mercado mundial. Si se observan las estadísticas oficiales sobre las tasas del crecimiento económico agregado per cápita, parecería que la economía cubana se ha recuperado totalmente  y ha superado los niveles de 1989 en un 20% del PIB en términos per cápita, como indica la Tabla 2.

Fuente: El autor, basado en estadísticas de la Oficina Nacional de Estadísticas, Anuario Estadístico de Cuba, varios números, y la CEPAL de NNUU, Panorama Preliminar sobre las Economías de América Latina y el Caribe, varios números.

¿Dónde está la recuperación económica? No la vemos.

Pero lo anterior provoca la siguiente interrogante: ¿Cómo pudo la economía recuperarse totalmente si el salario real todavía está cercano al 22 ó 25% de los niveles de 1989? En realidad es un enigma. Durante años los cubanos han observado esta contradicción, como se sugiere en lo mencionado arriba.

Una posibilidad es que las estadísticas acerca del PIB sean dudosas. En realidad el gobierno cubano adoptó un nuevo enfoque para medir el PIB, al cual denominó como PIB “social sostenible”, en el cual se mide el valor de los servicios no por el costo de sus suministros, sino mediante una evaluación estimada de su valor internacionalmente. Esta manera revisada de medir el PIB aumenta el PIB per cápita en Cuba y aumenta las tasas de crecimiento en la medida en que el sector de servicios se expande.

Una segunda explicación parcial de la inmensa brecha que existe entre los niveles generales de desempeño económico y el nivel de los salarios, es que porciones sustanciales de los bienes y servicios producidos se despilfarran y distribuyen a través de la siempre presente economía subterránea, de manera que las rentas parecen a veces que permiten mayores pagos y salarios cuando en realidad se produce más, pero se filtra fuera de los perímetros oficiales.

Sin lugar a dudas existen otros factores que explican también esta situación.

“Resolver”, “luchar”, “conseguir” e “inventar”

¿Cómo han podido los cubanos sobrevivir con ingresos reales todavía cercanos al 22 o al 25% de los niveles de los años 80? De hecho, muchos cubanos han sido capaces de generar ingresos más altos que los pagos y salarios oficiales. Las fuentes adicionales de ingresos incluyen:

  • “Ingresos en especie” como almuerzos para trabajadores, suplementos alimentarios  para ancianos;
  • “Ingresos en especie”, y accesos especiales a transporte y viviendas para funcionarios gubernamentales con buenas posiciones (como el uso de vehículos estatales para propósitos personales);
  • Suplementos salariales ilegales pero tolerados para empleados en empresas conjuntas extranjeras y estatales, y en embajadas;
  • Remesas desde el extranjero;
  • Ingresos legales de trabajadores por cuenta propia;
  • Bienes y servicios producidos de manera doméstica para intercambiar o vender a amigos y vecinos;
  • Actividades económicas informales (no registradas o clandestinas);
  • Hurtos en el sector estatal para revender o para uso personal.

Si los ciudadanos pueden tantear estas otras fuentes de ingresos, como la mayoría hace, entonces pueden sobrevivir razonablemente bien. No obstante, hay muchos que no tienen acceso a ninguna de estas fuentes adicionales de ingresos –o quizás solo a simples actividades de sobrevivencia como vender cigarrillos o el Granma en la calle. ¿Qué grupos de ciudadanos caen en estas categorías? Quizás los siguientes:

  • Algunos pensionados;
  • Trabajadores en sectores estatales fuera de las grandes ciudades;
  • Algunos trabajadores agrícolas

Sin embargo,  dado que las cuotas mensuales racionadas de comida son magras, y en general solo cubren de 10 a 14 días de las necesidades, mientras que el resto de las necesidades de alimentos y básicamente todo lo demás debe ser adquirido en tiendas en divisas  –donde a los productos se les impone un 140% de impuestos sobre las ventas–, o en mercados agropecuarios o del sector cuentapropista de la economía informal, es obvio que estos individuos pasan grandes apuros.

This entry was posted in Blog, Artículos Destacados and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

5 Responses to Has Cuba’s Catastrophic Decline in Real Wage Levels Been Reversed?

  1. Pingback: Arch Ritter is blogging! « Thought du Jour

  2. Nice post, Arch. I commented on it over at my own blog:
    http://larrywillmore.net/blog/2010/07/01/arch-ritter-is-blogging/

    My main point is that there is a third possible explanation for the puzzle of GDP recovery with stagnating real wages: unreliable price indices. You yourself note that rationed food – sold at extremely low prices – “covers around 10 to 14 days of food requirements, while the rest of food requirements and basically everything else must be purchased from the dollar stores – where products bear a 140% sales tax – or the farmers markets or self-employment sector or the underground economy”. The same good – vegetable oil, for example – has a very different price depending on where it is purchased (on or off the ration card). This makes price indices difficult if not impossible to construct, with obvious implications for calculation of real wages.

  3. Great post, Arch, and good to see you blogging.

  4. Pingback: Well, Duh! « The American Catholic

  5. Pingback: Das ewige Problem mit den Löhnen | Cuba heute

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>